en GNLM somos ciudadanos ecoresponsables

En GNLM nos preocupamos por ser cada vez más ciudadanos ecoresponsables. Por eso, tanto en Santiago como en Mejillones, disponemos de diferentes puntos de reciclajes de papel, plásticos, latas, pilas, tapitas, envases de spray, periódicos y revistas, con el fin de que todos los colaboradores tengan la oportunidad de destinar estos desechos.

Reciclar es una de las actividades cotidianas más sencillas y gratificantes que podemos llevar a cabo. Tanto, que puede participar cualquier miembro de la familia, incluso los más pequeños de la casa.  "Junto a mis hijos Luckas y León, creamos una cultura de cuidado con nuestro medio ambiente. Durante el fin de semana logramos reciclar nuestros primeros 4,7 kg. de basura entre plásticos, papeles y latas que son parte de nuestros residuos domésticos que a partir de hoy no llegarán al vertedero municipal", comenta nuestro colaborador de planta, Pedro Oros. "En familia, aportamos con nuestro granito de arena en la limpieza de playas en mi comuna. Es Gratificante ver como mis hijos lo disfrutan mientras hacemos algo bueno por el medio ambiente", relata Carlos Trujillo, vigilante. 

Y es que la concientización parte por casa y por eso en GNLM impulsamos este tipo de acciones para nuestros colaboradores, eso nos explica Johanna Lody, nuestra encargada ambiental: "En GNLM tratamos de educar a todos con la finalidad de que ellos lleven esta práctica a sus casas y puedan enseñar con el ejemplo a sus hijos y familia más cercana.  Esta es la mejor forma de educar ambientalmente a los niños.  Los niños son nuestra esperanza para un Chile más sustentable y en GNLM cada día somos más los que aportamos".

"No es común encontrar recipientes de reciclaje de tapitas, pilas, periodicos, revistas y/o spray en las recepciones de las oficinas corporativas. De hecho, las personas vienen de otras oficinas a reciclar aqui en GNLM. Es un orgullo tener una acción tan motivante que ayude al medio ambiente", explica María José Pavez, recpcionista.

Y una novedad en cuanto a reciclaje se vive en GNLM. Y es que ahora también reciclamos nuestros desechos órganicos, mediante una técnica llamada el compostaje. El compostaje permite transformar los vegetales, frutas y otros residuos orgánicos que se producen, en valioso abono para plantas. "Es una práctica que utilizabamos en la Planta en Mejillones, ahora llegó a las oficinas de Santiago. El compostaje es la descomposición de materiales orgánicos, como frutas, verduras, pastos y hojas, de forma natural, sin requerir consumo de energía y obteniendo como resultado el compost, tierra rica en materia orgánica y lista para ser ocupada como abono natural", explica Paulina Bown, asistente de gerencias en Santiago. 

 

La recepción de Santiago:

 

En la planta de Mejillones:

Educando a nuestras familias en Mejillones:

Lombrices en Santiago:

 

exitoso octavo desayuno comercial GNLM
GNLM vive con éxito seminario de integración 2017

Artículos relacionados