Carga de GNL en Camiones Cisterna
desarrollamos la matriz de distribución del GNL en Chile.

Para facilitar y promover el desarrollo de la distribución del gas natural licuado (GNL) en camiones en el norte de Chile, así como la diversificación energética y el arribo con GNL a los consumidores finales que están lejos de los actuales gasoductos, GNL Mejillones se encuentra implementando el servicio de carga de GNL en camiones cisterna. De este modo, se dará lugar a la distribución de este combustible en un radio de hasta aproximadamente 700 kilómetros de su terminal, ubicado en la Bahía de Mejillones, Región de Antofagasta. Los camiones cisterna de GNL podrían llegar a Arica por el norte y a alrededor de Copiapó por el sur, sin descartarse el llegar a ubicaciones más alejadas que estas dos ciudades.

En esta etapa de desarrollo, GNL Mejillones está atenta a las consultas que interesados puedan tener acerca del citado servicio, así como a los intercambios con actores de este futuro mercado de “GNL por cisternas”.

Entre los beneficios que permite el servicio se cuenta:

  • Disminución del impacto ambiental y huella de carbono en las operaciones del cliente final, dado que el gas natural es el combustible fósil más limpio.
  • Reducción de costos de operación dado que el gas natural es en general más barato en comparación con el diesel.
  • Disminución de costos de mantenimiento dado que el gas natural genera menos residuos en comparación a combustibles alternativos.
  • Posibilidad de la utilización del gas natural como combustible para camiones, buses de transporte y vehículos livianos.
  • Acceso al gas natural para la mediana y pequeña empresa.

En una primera etapa, se montó un punto de entrega de GNL en camiones cisterna, el cual ya se encuentra totalmente disponible y operativo desde julio 2015. En una segunda etapa se contempla la construcción de un patio con una perspectiva de 4 bahías de carga, permitiendo la puesta a disposición de capacidad de carga de GNL con una perspectiva de largo plazo. De esta forma, las empresas alejadas de los gasoductos tienen la posibilidad de acceder a los beneficios del gas natural para su uso a nivel industrial, residencial, minero o vehicular.

El proyecto considera la implementación de una primera bahía de carga como primer paso, la que ya se encuentra en marcha, viabilizada mediante un contrato por la capacidad completa de esa bahía a largo plazo. Las condiciones para futuras expansiones demandarán las siguientes características de referencia:

            •  Contratación por un plazo mínimo de 12 años.

•  Remuneración asegurada de los costos de inversión, operación y mantenimiento, incluyendo los correspondientes a la parte proporcional de uso de la conexión común entre el proceso y el patio de carga (*) y a través de valor mensual nominado en dólares estadunidenses y ajustado por Índice de Precios al Consumidor de USA.

            •  Compromiso “use or pay” por la capacidad.

•  Adhesión a condiciones operativas, las que preliminarmente incluyen un servicio de hasta 15 cargas diarias de camiones de 55 m3 por bahía (sujeto a características técnicas finales).

Asimismo, el cliente deberá disponer de inventario de GNL a través de acceso a un TUA propio o de un tercero. La adjudicación de capacidad se enmarca bajo el principio “first committed, first served”.  

contrato carga de camiones

Los modelos contractuales se encuentran en revisión y serán publicado a la brevedad. En caso de requerirlo, se podrá suministrar a los interesados las versiones disponibles en cada momento, las que en cualquier caso, no serán legalmente vinculantes para GNLM, teniendo su contenido naturaleza meramente ilustrativa. GNLM se reserva el derecho a modificar o aclarar cualquier modelo, sin ulterior responsabilidad para GNLM.

tarifas carga de camiones
nuestra transparencia es uno de los valores más importantes.
1. tarifas* por servicios de regasificación contrato base
*tarifas expresadas en base Enero 2012, sujetas a indexación en base a la variación del CPI de los Estados Unidos.

(*) los costos asociados a la conexión común entre el proceso y el patio de carga se distribuirán entre los disponentes de capacidad en las bahías que se vayan instalando, sin perjuicio de que las remuneraciones de las bahías iniciales vayan permitiendo la cobertura del 100% de dicha conexión. Consecuentemente en cada caso de implementación de una nueva bahía, los costos de la referida conexión se redistribuirán entre ésta y las preexistentes, constituyendo parte de la remuneración a aportar por la nueva y reduciendo la remuneración existente para las anteriores. De esa manera se mantendrá una remuneración justa aún por las porciones de infraestructura compartidas por las diferentes bahías.

¿tienes alguna sugerencia, queja o reclamo? ¡comunícate con nosotros!